informe-presupuestal-hs-04

De las 32 entidades del país, sólo Jalisco, Coahuila y Puebla obtuvieron 100% de cumplimiento en materia de transparencia presupuestaria, mientras que Guanajuato y Tlaxcala estuvieron por debajo con 99 y 98% respectivamente, según el Índice de Información Presupuestal Estatal (IIPE) 2016, elaborado por el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco).

Este indicador mide la calidad de la información presupuestal de las entidades federativas, verifica el cumplimiento de las obligaciones de contabilidad gubernamental, fomenta una serie de buenas prácticas contables y tiene como propósito eliminar condiciones de opacidad. Asimismo, evalúa los territorios bajo 100 criterios divididos en 10 secciones.

De éstas, sobresalen: rubros específicos (información de gastos específicos como comunicación social, fideicomisos públicos, subsidios, organismos de la sociedad civil, programas de campo, universidades); aspectos generales (calidad de información como publicación con características oficiales); poderes-dependencias-organismos (desglose de información sobre la administración pública, órganos y entidades paraestatales de los gobiernos), y acceso inicial (criterios relativos a la publicación de la Ley de Ingresos y Presupuesto de Egresos en páginas electrónicas de los congresos locales y gobiernos estatales).

Otras secciones importantes, en las cuales Jalisco, Coahuila y Puebla cumplieron cabalmente, son obligaciones financieras (situación sobre la deuda pública, como garantía, plazo y tasa de interés); criterios (disposiciones que establecen los parámetros para realizar ajustes, reasignaciones y términos de contratación con recursos públicos), y recursos federales (gasto federalizado).

En sentido opuesto, los estados más rezagados con el cumplimiento de la presentación de su información presupuestaria son Quintana Roo (48% de cumplimiento), Michoacán (50%), Ciudad de México (53%), Querétaro, Zacatecas (ambos con 56%), Nuevo León (58%) y Estado de México (59 por ciento).

Las entidades que se colocaron en un nivel de cumplimiento bajo fueron Tamaulipas, Sonora (ambos con 61%), San Luis Potosí (63%), Veracruz (65%), Morelos (66%) y Guerrero (68 por ciento).

Evolución

En relación al IIPE 2015, los estados que más avanzaron este año son Chihuahua, que avanzó 13 lugares (21 a 8); Guerrero, que mejoró ocho posiciones (28 a 20), y Baja California Sur, que subió cinco peldaños (21 a 16).

Mientras las entidades que más retrocedieron son Sonora, que descendió 15 posiciones (9 a 24); Querétaro, que bajó nueve lugares (19 a 28), y Tabasco, que cayó siete lugares (7 a 14).

“Hemos visto una evolución positiva de cómo ha ido cambiando la manera en que los gobiernos estatales informan tanto a los legisladores como a la población sobre la manera en lo que se presupuestan los recursos”, expresó Juan Pardinas, director general del Imco.

Dentro del análisis que realizó el Imco se detallan algunos ejemplos de malas prácticas presupuestarias, como en Quintana Roo, que es el único estado sin periódico oficial en versión electrónica, lo que hace imposible que los ciudadanos de aquella entidad puedan acceder a la información presupuestaria de manera gratuita.

Asimismo, Tabasco presenta su presupuesto de forma ilegible; Veracruz publica su presupuesto ciudadano sin incluir un solo monto, y el formato de la información presupuestaria del Estado de México es prácticamente el mismo desde el 2008.

Dentro de las buenas prácticas, el informe menciona a Jalisco, que institucionaliza la elaboración de su presupuesto por medio de un manual de gestión y procesos; Yucatán, que presenta un anexo presupuestal para la infancia y adolescencia; Chiapas, que desglosa fideicomisos públicos del estado, e Hidalgo, que detalla los montos destinados a los órganos internos de su poder legislativo.

Ante este escenario, el Imco propone institucionalizar las mejores prácticas contables para la elaboración del presupuesto; solicitar que los estados implementen en su totalidad presupuesto basados en resultados; fortalecer capítulos de sanciones; expedir en tiempo y forma los reglamentos de la Ley de Disciplina Financiera; expedir en tiempo y forma los reglamentos de esta ley; reducir el impuesto a la nómina, el cual es un obstáculo a la generación del empleo y la economía formal, y sustituirlo por impuestos menos distorsionantes como el impuesto sobre la tenencia de vehículos.

En el 2014, 82% de los ingresos estatales provenía de la federación

Entidades tienen tres opciones ante el recorte del PPEF 2017: Imco

Ante el planteamiento de recortar al gasto federalizado por los niveles bajos del precio del petróleo y la disminución de la producción del hidrocarburo, contemplado en el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF), los estados tienen tres opciones para no poner en riesgo sus finanzas públicas: gastar de mejor manera, endeudarse más y mejorar su recaudación, indicó el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco).

Al presentar el Índice de Información Presupuestal Estatal (IIPE) 2016, Diego Díaz, investigador del Imco, explicó que el PPEF 2017 plantea una reducción de 93,900 millones de pesos en tres áreas importantes del gasto federalizado: los convenios que las entidades hacen con la Federación, el seguro popular y, con un impacto mayor, el Ramo 23 (provisiones salariales y económicas).

“En el 2014 82% de los ingresos de los estados provenía de la Federación (sin incluir a la Ciudad de México), mientras que solamente 10%, de ingresos propios, es decir, impuestos y derechos (…) Entre 1994 y el 2014 los ingresos estatales crecieron 220.2% (en términos reales), donde 201.2% se explica por el crecimiento del gasto federal y sólo 4.2%, por un aumento de los ingresos propios por parte de los estados”, abundó.

Eficientar el gasto

Ante la gran dependencia que tienen los estados de los recursos federales, explicó Díaz, una de las opciones más viables para que no comprometan la estabilidad de sus finanzas públicas es un uso más eficiente del gasto, apegándose a la metodología de presupuesto basado en resultados.

“A pesar de que en el 2008 el gobierno federal implementó (la metodología) Presupuesto Basado en Resultados para elevar la calidad del gasto público, ocho años después las entidades federativas aún no terminan de consolidarla para garantizar la calidad de su gasto”, detalló.

Además, “actualmente el promedio de avance en la implementación de Presupuesto Basado en Resultados es de 73%, seis entidades están reprobadas y, en el caso de Baja California Sur, su avance es de apenas 33%”.

Asimismo, el investigador del Imco comentó que a pesar de que a junio del 2016 la deuda estatal ascendía a 476,000 millones de pesos, lo que significa que los estados “están bastante endeudados”, una de las opciones para hacer frente a dicho recorte es endeudarse más.

“Podemos observar que estados como Chihuahua, Quintana Roo, Coahuila, Chiapas y Nayarit ya están muy por arriba del endeudamiento de las demás entidades federativas al equivaler su deuda como porcentaje del PIB a más de 7 y 8%, mientras que el promedio de la deuda estatal como porcentaje del PIB es de apenas 2%, como resultado de un crecimiento acelerado de la deuda pública que hemos visto en los últimos años”, comentó.

En este contexto, el especialista acotó que la Ley de Disciplina Financiera, aprobada en abril de este año, pondrá controles al nivel de endeudamiento de los estados, pues uno de los obstáculos que enfrentarán los que recurran a esta alternativa es que el monto de la deuda deberá ser aprobada por dos terceras partes de los diputados de cada Congreso.

Quitar impuesto a nómina

Otra de las opciones que señaló el Imco como viable para que los estados enfrenten el recorte al gasto federalizado es mejorar la recaudación con la eliminación del impuesto a la nómina y eficientar el gravamen de la Tenencia, que desde el 2012 dejó de ser un impuesto federal para pasar a control de las entidades federativas.

“Una alternativa es mejorar la recaudación: en México se gasta lo que no se tiene; a pesar de que estados y municipios generan sólo 17% de los ingresos totales a través de impuestos y derechos, gastan casi 47% del total del gasto en el país”, informó Díaz.

El investigador del Imco detalló que en la actualidad, de los 15 impuestos que los estados pueden recaudar, en promedio las 32 entidades federativas recaban seis. “En México sólo 3.1% de los ingresos por impuestos es recaudado por gobiernos estatales, mientras que el gobierno federal recauda 96.4% del total”.

Respecto de la tenencia vehicular, el especialista expuso que desde que este impuesto pasó a ser facultad de los estados, 13 lo eliminaron, 18 lo subsidian y sólo Nayarit lo recauda de manera adecuada.

“Las tres entidades federativas que dejaron de recaudar la Tenencia desde el 2012 renunciaron a recaudar en el 2016 un total de al menos 8,000 millones de pesos, que es el equivalente al saldo de la deuda de cinco entidades federativas”, explicó.

En contraparte, agregó, el Impuesto Sobre Nómina no debería de ser cobrado, por sus efectos “perniciosos sobre la economía”; sin embargo, las 32 entidades federativas lo aplican.

 

FUENTE: http://eleconomista.com.mx/estados/2016/10/26/solo-tres-estados-destacan-transparencia-presupuestal

informe-presupuestal-hs-04

Organización del encuentro con Embajadores Europeos

Importante Reunión en PROTUR con René Juárez Albarrán Representante del Gobierno del Estado en CDMX, los Secretarios de Turismo Ernesto Rodríguez Escalona y de Medio Ambiente Karen Castrejón, el Subsecretario de Desarrollo Económico Víctor Hugo García y los Directores del Fideicomiso Guerrero Industrial Humberto Armenta, de Protur Manlio Favio Pano Mendoza Director […]

14370032_305196623179393_183205284730267309_n